miércoles, 25 de febrero de 2015

Aclaraciones sobre este sitio de izquierda nacional








 Este sitio ha sido promovido desde España. El autor es español o, mejor incluso, hispánico. La finalidad de la página rinde tributo a los valores genéricos de una izquierda nacional que no se confunde con ese actualísimo rótulo político en la República Argentina. Por cuanto la denominación "izquierda nacional" es de procedencia argentina, pero puede adquirir un sentido más amplio y retornar, de alguna manera, a la matriz de donde surgió. Nosotros luchamos por una izquierda nacional hispánica, pero no nos identificamos -necesariamente- con el régimen de Kirschner, sin pretender entrar ahora en una polémica al respecto. Nuestra izquierda, a mayor abundamiento, es nacional-revolucionaria o nacionalista revolucionaria democrática, de manera que tampoco se nos puede reducir al marxismo-leninsmo en sus diferentes formas o derivaciones doctrinales. Sea como fuere, aquéllo que sí debe quedar claro con la más diáfana rotundidad es que no consideramos al filósofo Alberto Buela incluido dentro del campo patriótico y social de un nacionalismo democrático de izquierdas opuesto a los poderes fácticos financieros transnacionales, es decir, oligárquico-mundialistas, que oprimen a la Argentina. Entre nuestras lecturas se encuentran las obras de Norberto Ceresole, pero sin adherir a su compromiso ideológico católico, cristiano o islamista. Para nosotros, que nos sentimos ciudadanos hispánicos, la Argentina pertenece al imaginario social e histórico de la promesa. Esta palabra significa aquí, en un sentido totalmente laico o "neutral" en materia religiosa, la posibilidad de una nación fundada en valores ilustrados pero no hedonistas ni cristiano-secularizados. Nuestro norte es puramente republicano, patriótico, social  e ilustrado, mas nunca  racionalista/intelectualista (un precepto, elitista en el fondo, incompatible con la soberanía del pueblo de la nación) . Quizá esto parezca difícil de admitir, pero la República Argentina encarna, a nuestros ojos, que catalanes de España somos, ese sueño, I have a dream, que iremos desgranando en el sitio Alberto Buela en tanto que mero punto de referencia. Quisiera disculparme ante los ciudadanos argentinos que observen cierta ignorancia, por mi parte, sobre cuestiones que pertenecen a su historia nacional. Estamos abiertos aquí a todas las aportaciones. No hemos pontificado en esta página sobre ellas porque no nos consideramos lo suficientemente cualificados a tales efectos. Nuestra reflexión intenta retenerse en la circunscripción de un concepto, digamos, de validez o imperatividad filosófica. Con ello queremos hacer honor a la nación argentina sin halagarla con localismos. Tanto España como Argentina deben buscar su camino en la verdad, sin embargo eso no significa que tengan que hurgar en una esfera autista, egomórfica, enfermiza..., antes bien, su causa ha de ser la causa de todo el género humano como causa propia de libertad y dignidad nacional de la ciudadanía trabajadora. La liberación nacional de Argentina, como la de Palestina (!y la de España!), es, en algún sentido, la liberación de todos los pueblos. Argentina-Palestina. Ese binomio lo dice todo, amados compatriotas, pero nunca jamás incurriendo en el antisemitismo. No diré "de la humanidad", un concepto del que Schmitt nos enseñó a desconfiar en calidad de critico de la propaganda oligárquica, pero en cualquier caso en nombre de la causa del logos, de la aletheia (=verdad) en el sentido griego, es decir, en tanto que desocultamiento. Si la verdad fuera cosa del progreso cartesiano e ilustrado, poco tendríamos que decir los españoles y los argentinos, pero la verdad es otra cosa. Busquemos nuestro compromiso nacional en ese tesoro que la ilustración masónica ha mancillao. Y ahí los pueblos, más allá de las lenguas, estamos habilitados para enfrentar el positivismo cientificista y la despiadada economía neoliberal de las élites anglosajonas con pertrechos alemanes, helénicos, hispánicos, romanos... Una tarea común nos une más allá de la lengua castellana, la cultura colonial y la religión católica. No quisiera recaer en ese error que siempre conduce a los tópicos laberintos de la derecha eclesiática y, por ende, al colapso entre nacionalismo y socialismo, cuando esos dos ideales deben permanecer unidos. El opresor será, en nuestra tierra, siempre católico.

Un saludo a todos los argentinos.

Por la patria, el pan y la justicia. En pie trabajadores frente a la oligarquía genocida.

!Viva la Argentina!

Ateo

7 comentarios:

  1. Fotografía David Duke - Buela:


    https://scontent-gru.xx.fbcdn.net/hphotos-xpa1/v/t1.0-9/11210479_466168940208705_4984549449122963525_n.jpg?oh=893062fdf5d186f9ebac582130d8f58f&oe=55D050E4

    ResponderEliminar
  2. Vos publicaste la nota de urgente24 de los investigadores de CONICET?
    http://www.urgente24.com/224618-el-curro-de-ser-investigador-del-conicet

    Gente como vos es una verguenza para la Argentina, curro es tener filósofos como vos que se rascan a dos manos haciendo especulaciones teóricas sobre boludeces que nunca van a aplicarse en ningún lado

    ResponderEliminar
  3. Vos publicaste la nota de urgente24 de los investigadores de CONICET?
    http://www.urgente24.com/224618-el-curro-de-ser-investigador-del-conicet

    Gente como vos es una verguenza para la Argentina, curro es tener filósofos como vos que se rascan a dos manos haciendo especulaciones teóricas sobre boludeces que nunca van a aplicarse en ningún lado

    ResponderEliminar
  4. Pobre ateo...¡qué carencia de lecturas evidencia!
    Modestamente le recomiendo estas dos http://convozqueda.blogspot.com.es/2015/11/04-democratia-indiget-religionem-christi.html y www.elimparcial.es/noticia/.../Sr.-Hawking:-Dios-existe-claro-que-no.ht... Luego que prosiga...
    Cordialmente

    ResponderEliminar
  5. ¿se me escapa algo o esta página con la firma "ateo" es anónima?

    ResponderEliminar
  6. Para F CARO, colgar aquí una frase conmiserativa y luego un enlace no demuestra nada, también puedo hacerlo yo. Y con ese tipo de "refutaciones" baratas podría usted rebatir incluso a Albert Einstein siendo usted completamente analfabeto. Como comprenderá, que sea usted incapaz de distinguir entre un argumento fundamentado y una opinión, menos todavía, un gesto despectivo, demuestra que la carencia de lecturas es un problema suyo, no mío.

    ResponderEliminar
  7. Lucas Tanos: no tengo nada que ver con CONICET. Ni siquiera sé lo que es eso. Antes de insultar, infórmese un poco.

    ResponderEliminar